domingo, 29 de enero de 2012

Y ahora, "Once Upon a Time"

Intensa, la semana que hoy acaba, muy intensa. Han terminado las clases del primer cuatrimestre y también ha finalizado la segunda temporada de Sherlock. Y lo ha hecho con la misma elegancia con que empezó, lanzando guiños al público que ha llegado a este Sherlock de la pantalla desde las páginas de Conan Doyle. Por supuesto que intuíamos ya desde el título "The Reichenbach Fall" que... ejem..., hasta aquí puedo escribir, que no quiero adelantar nada a quien pueda tropezar con este blog sin haber visto aún la serie. En resumidas cuentas, un final de temporada de quitarse el sombrero que me dejó con ganas de más. Si la primera fue buena, la segunda me ha parecido mucho mejor. Siguiendo esta tónica, la tercera deberá ser de escándalo. Pero no nos precipitemos; toca esperar pacientemente...
James Moriarty y Sherlock Holmes
(Consulting criminal vs Consulting Detective)

La espera, al menos en lo que a mí concierne, no va a estar vacía. Espero ansiosa no sólo la tercera temporada de Sherlock, sino la más cercana segunda temporada de Game of Thrones y la tercera de Downton Abbey (aunque la calidad esta última no se acercó a la de la primera). Digo que la espera no va a estar vacía en lo que al territorio "series" se refiere porque ya me he puesto al día con Once Upon a Time, la nueva serie de Edward Kitsis y Adam Horowitz que emite en España la cadena AXN. Se me pasó el estreno, ensimismada como estaba con Sherlock, pero ayer emitieron los tres primeros episodios y ya estoy lista para la acción.

Once Upon a Time / Érase una vez
Vale. Comparar Sherlock con Once Upon a Time sería como comparar peras con manzanas y no es el propósito de esta entrada. Sherlock está concebido como una colección de miniseries de meticulosa factura, excelentes guiones e impecables actuaciones (hasta el histrionismo de Moriarty encaja), mientras que Once Upon a Time se presenta como una serie americana al estilo de True Blood, con una trama compleja que no se resuelve en cada episodio y que, con toda probabilidad, se resolverá por entregas al final de cada temporada pero que lanzará una nueva incógnita para enganchar al público a una nueva temporada.

Si bien me costó acostumbrarme a los escenarios del mundo de los cuentos de hadas (un poco fake para mi gusto) y no dejaba de ver en el troll del tercer episodio a un orco escapado de The Lord of the Rings (es que hasta la voz era la misma), me habitué pronto a la particular puesta en escena, igual que lo hice a las horteradas que salpican True Blood y que, no cabe duda, son señas de identidad de la serie.

Independientemente de los gustos, creo que Once Upon a Time llama la atención sobre un aspecto que me parece fundamental: el hecho de que las narraciones folklóricas (sean mitos o cuentos de hadas) nos proporcionan unas raíces que se extienden, perdón por lo manido de la expresión, hasta la noche de los tiempos. Como expresó mi querido Tolkien en el poema Mythopoeia, la mitología contiene verdades espirituales y fundacionales y la mitopoiesis ayuda a elaborar y conectar con esas verdades. Los cuentos de hadas cumplen también esta labor, como subrayara Bruno Bettelheim en sus The Uses of Enchantment (traducido al español como Piscoanálisis de los cuentos de hadas), al ayudar a los niños a enfrentarse a sus miedos en términos simbólicos, permitiéndoles crecer emocionalmente y proporcionándole las herramientas necesarias para embarcarse en la aventura de vivir.

Hoy en día, me asombra descubrir que mis estudiantes no han crecido con los cuentos de hadas con los que yo lo hice, igual que desconocen los mitos clásicos o incluso las historias del Antiguo Testamento. El desconocimiento de la tradición clásica y la bíblica los inhabilita sin duda alguna para comprender la cultura occidental en cualquiera de sus manifestaciones, pero, a un  nivel más profundo, y aquí radica la conexión con la serie Once Upon a Time, el crecer sin mitos, sin cuentos de hadas, supone cercenar esas raíces que nos conectan a toda una realidad no-visible que en última instancia conforma lo que hoy somos. Un árbol no crece sin raíces. Sucede como a los personajes de Storybrooke que, expulsados del mundo de los cuentos de hadas al que  pertenecen, desconocen su propia identidad. Hace falta que un niño de 10 años, gracias a un libro de cuentos de hadas, ayude a una adulta - que tampoco sabe de dónde viene - a deshacer el hechizo.

El jovencito Jared S. Gilmore como Henry Mills

La mejor actuación, sin duda alguna, la de Lana Parrilla, en su papel de Evil Queen/Regina Mills que impide que el personaje malvado sea de un negro maniqueo y presenta a una mujer cruel, ambiciosa, egoísta, incapaz de perdonar y, por ello, también torturada. Prometedora la de Robert Carlyle como Rumpelstiltskin/Mr. Gold.




Ahí va un trailercito.




18 comentarios:

  1. Welcome to my latest obsession ;) And welcome to the dichotomy: Prince Charming or The Huntsman? Prince Charming or ...? Oh well you're not in that episode yet ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Now, now, now. Your comment seems to support my suspicions. If they are right, the huntsman is the sheriff aaaannnnddd, if that is the case, darling, there's no doubt for me. Give me the huntsman, you can keep Prince Charming, hehehe. He's cute too, no doubt about it but... c'mooooonnnnnn.

      Eliminar
    2. Mr. Huntsman.... give me a kiss. Ah, no, que m'equivocao, era Mr. Sandman, give me a dream.... Cachis.

      Eliminar
    3. My dear friend, you're not by any means on the wrong track but... just give it a few more episodes... And.. was it the Huntsman's Belfast accent which mesmerized you? ;) I must admit he's much more interesting than Prince Charming - why is it we're always more attracted to (or blinded by) "the bad guy"? I wonder...

      Eliminar
    4. Bea, dear, ahem, the accent? Well, if you call it so... hehehehe. And as for "bad guy", well, I don't know yet because I'm not so far down the road as you are, but if he is like the Huntsman in Snow White, well, he was following orders and then let her go, so I suppose he must be a less black-and-white character. But, don't tell me anything, nananananana. Today, new episode. Mmmmuack!

      Eliminar
    5. Beeeeeaaaaaa! No no no no no no no no noooooooooooooo! Que nooooo, que noooooo!!!!!

      Eliminar
    6. Jolín, Bea, jolín, Bea, jolíiiiin Beaaaaaa. Ofuuuuuuuuuuu. Not fair, not fair, not fair!!!

      Eliminar
  2. Que placer leerte, tu si que eres elegante y sencilla, siempre he pensado que tu fluída sensibilidad, tu crítica humanidad y tu poético realismo nos ayudaban a entender aspectos, costumbres o hábitos de este mundo desde una perspectiva comprometida con la evolución de las peronas, lo cúal nos alejaba del conformismo y nos orientaba hacia el desarrollo integral. Estoy agradecido porque lo hicieras entonces y feliz por poder disfrutarlo ahora. GRACIAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jolines, Antonio Luís, con qué buenos ojos me ves. GRACIAS a ti por tus palabras y por tantos años de amistad. No lo olvidemos: nadie crece aislado, lo que soy es fruto de mi entorno y, de acuerdo, también de una evolución personal, pero ya sabemos que el entorno juega una parte fundamental y contigo y con otra mucha gente como tú tuve la fortuna de compartir infancia, adolescencia y juventud, precisamente los años más formativos. Lo que soy ahora es parte de todo eso así que GRACIAS A TI. No sabes cuánto me alegro que sigamos compartiendo inquietudes aunque por el momento sólo pueda ser a través del ciberespacio.

      Eliminar
  3. Si hay algo que sé y que pienso comunicar a todo al que quiera escucharme es la verdad de la existencia de algo más allá que mi propia vida. EXISTE Y VIVE JUNTO A MI.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Elena, por comentar. Es tan poco lo que vemos...

      Eliminar
  4. Prometo nunca más dejar de compartir todo aquéllo en lo que una vez no creí y ahora estoy cada día más segura que exite.

    ResponderEliminar
  5. Te comento como anónima aun teniendo blog por la simple razón de que creo que seré alumna tuya en el siguiente cuatrimestre (hay ciertos desajustes según dónde mire sobre quién da clase a cada grupo). En cualquier caso, decirte que estoy enganchada a las mismas series que tú, y he de decir que soy otra de las que han crecido, muy tristemente, sin estar rodeada de cuentos de hadas. El único hada que he "visto" es la de Peter Pan, así que espero ansiosa que haya alguien capaz de inmiscuirme en el mundo de la literatura, que sólo he tocado hasta ahora un poquito por gusto, pero sobre todo por obligación de una aburrida forma teórica.
    Hasta pronto, espero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Pues una pena que no te dejes ver ;-) pero, vamos, totalmente respetable. Espero que encuentres lo que buscas en la asignatura de Técnicas y en el resto de asignaturas de literatura en lengua inglesa que te esperan en la carrera. Si estás en el grupo C, entonces sí que nos veremos. La clase es un espacio ideal para compartir todos estos intereses e inquietudes. Espero que no te aburran los aspectos más teóricos.
      Un abrazo, fellow series-freak! ;-)

      Eliminar
  6. Vaya... estoy en el grupo B, así que entonces, según dices, nada. Según las listas que estaban colgadas a principio de curso sí que nos dabas tú clase, por eso encontré tu blog :) Pero bueno, si acaso, cuando acabe el cuatrimestre, ¡me dejaré ver por aquí!
    Ya veremos qué tal se da Técnicas, pero confío en que la parte teoría no tire más que la práctica jaja
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo. Técnicas está concebida como una asignatura eminentemente práctica: se explican los conceptos y se utilizan textos para ver esos conceptos en funcionamiento. Si te gusta la lectura y/o la escritura se trata sólo de poner etiquetas a algo que ya conoces de manera intuitiva - por llamarlo de alguna forma - puesto que el leer y el escribir te entrenan para esto. Espero que sí que disfrutes.
      Un abrazo.
      Margarita

      Eliminar
  7. Hola Margarita:
    se ve interesante esta serie. La tendré que buscar.
    A mí me han recomendado una serie llamada Bored to dead. Trata sobre un escritor frustrado que no consigue pubicar sus escritos y se hace detective provado sin licencia XD.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep.
      Empecé a ver Bored to death, sólo un episodio pero, por algún motivo, no me enganché. Ésta la echan en AXN y, bueno, hay episodios mejores que otros. El de la semana pasada, por ejemplo, no fue de los mejores pero la trama de fondo es muy, muy interesante. A ver qué tal. De todos modos, la segunda temporada de Sherlock es de lo mejor que he visto en mucho tiempo. Incluso mejor que Juego de Tronos, que se convirtió en todo un ritual la primavera pasada.
      Un saludo y gracias por comentar.
      Margarita

      Eliminar