viernes, 31 de mayo de 2013

Hasta que volvamos a encontrarnos, Minus.

"Now cracks a noble heart. Good night, sweet prince, and flights of angels sing thee to thy rest."
Mi gatito noble ...

... de lágrimas negras
Hasta que volvamos a encontrarnos, cuánto te voy a echar de menos. Feel free to let me know you're around. Te quiero, cada día más. Minus, ya lo sabemos, es siempre más.

18 comentarios:

  1. The pain now is part of the happiness then. That's the deal. And we have been truly, truly happy, my dearest Minus. I love you; and love trumps death.

    ResponderEliminar
  2. Marga, se me parte el corazón de ver que Minus se ha ido y, sobre todo, de verte tan triste… ¿Qué se le dice a una persona que ha perdido un ser querido? Yo siempre recuerdo las palabras que un amigo me dijo cuando murió mi abuelo, y es que había vivido una buena vida. Y bueno, eso no mitigó el dolor pero sí me hizo centrarme un poco más en los buenos momentos vividos con él. Aunque sé que esto no te va a consolar, caray qué suerte la de Minus la de haberte encontrado, y la de Mirra, la de Mimi, la de Mishkin… Sé que tú piensas que no es así y que tú eres la afortunada, y en eso también estoy de acuerdo, pero es que no conozco persona más altruista y generosa que tú, les has dado un hogar, amor, y sobre todo la posibilidad de vivir una buena vida. Y Minus la ha tenido, y no te quepa duda de que aún está contigo, al igual que Misi y Mimi – en tu corazón. Así que aunque ahora lo tengas partido, encogido, lleno de dolor y dudas, ve a esa habitación que todos tenemos guardada en el corazón, la de los buenos recuerdos, y quédate con ellos, sonríe con el alma y acuérdate de sonreír con el corazón que así Minus lo percibirá. Y no sé por qué, pero a pesar de los poquitos ratos que hemos pasado juntas, Mirra siempre ha sido “the apple of my eye”, así que hoy más que nunca dale de mi parte un besito y a ti te mando mucho ánimo, un super abrazo y un besote que espero darte pronto. Sin duda si yo fuera gata, también me gustaría que me adoptara una Margarita ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bea. Te has olvidado de Minca y de Michi (además de los perros, periquitos y caracol) pero es que a ellos no los conoces. Gracias por tus palabras pero ya sabes, porque me has visto así en otras ocasiones, que el tenerlos sólo en el corazón no me consuela, o sólo a medias. Los recuerdos están bien para los elfos, pero a mí me angustia pensar que sólo queda eso tras nuestro paso por aquí. Al dolor terrible de la ausencia se vienen a sumar toda la serie de preguntas existenciales que no puedo responder: ¿dónde está? ¿nos volveremos a encontrar? ¿nos reconoceremos? Y parece que estoy condenada a sufrir porque son las preguntas que los humanos nos venimos haciendo desde siempre y no hay certezas, ni evidencias, sólo creencias personales. Y a mí me cuesta tanto creer sin evidencia que me ahogo.

      Eliminar
  3. Sí, lo siento, es verdad que siempre se me quedan varios en el tintero pero hija eres familia numerosa y como tú dices, no he "coincidido" con todos, aunque sé que están ahí :) Ya sabía yo que tu cabecita no iba a dejar de darle vueltas de nuevo a tus preguntas existenciales pero bueno, quise ponerle cierto toque positivo a mi mensaje precisamente por eso, aunque sé que por mucho que intentemos reconfortarte los que tienes alrededor, la duda siempre te acompaña. If only I had all the answers to your questions... xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo a título individual podemos dar respuesta a esas preguntas, Bea. Un beso.

      Eliminar
  4. Hace una semana, en estos momentos, lloraba en brazos de Matthias. Me había quedado contigo, Minus, hasta el final y el veterinario ya te había llevado. Ya descansabas y a mí me tocaba vivir con tu ausencia. Le pregunté la hora a Matthias en medio del llanto: las 10:33.

    ResponderEliminar
  5. Antes de que el concierto de anoche comenzara, se lo dediqué a mi Minus. ¡Y menudo regalo nos ofrecieron los músicos de la OCG y Andrea Marcon. Entré bastante baja de ánimo y salí pletórica. Gracias, gracias, gracias.

    ResponderEliminar
  6. El único jarabe para la memoria, es el tiempo.
    No se debe sentir la partida de un ser querido, eso le dificulta el viaje. El único sufrimiento que queda es el que provocan nuestras dudas, nuestra incapacidad de aceptar algo que instintivamente sabemos, pero que la ciudad nos ha hecho olvidar: que no somos solo esto, ¿si no que sentido tendría?.

    -Saludos desde mi pequeña arca de Noé.

    ResponderEliminar
  7. Piedra, no esperaba este comentario. Ha sido un regalo bello, precisamente hoy... Las palabras se quedan cortas, pero hay una que expresa lo que siento: GRACIAS.
    Además, te despides como yo también lo hago en muchas ocasiones, desde mi particular arca de Noé. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  8. Abajo otra vez, Minus. Otra vez de bajón. Te echo tanto de menos. Mi niño, mi niño...

    ResponderEliminar
  9. Y ya más de tres, que aquí no lo puse el 31 de agosto...

    ResponderEliminar
  10. 10 años hoy que nos encontramos, Minus. 10 añitos. Tan poco, pero tanto, tanto, tanto compartido. Te quiero, mi gatito noble. Feliz cumpleaños.

    ResponderEliminar
  11. 52 semanas hoy. Minus es más. Hoy como entonces, hoy como siemre.

    ResponderEliminar
  12. Hoy hace 365 días. Un año echándote de menos. Minus es más.

    ResponderEliminar
  13. Ha hecho cuatro años y he estado recordando todo el proceso, bajando la cuesta de la Alhambra, en correos, pensando que hace cuatro años, todavía estaba contigo, esperando, austada como tú, aunque yo con el corazón roto y tú sin saber qué estaba pasando. Yo culpándome , como lo sigo haciendo hoy, de no haberte ahorrado ese miedo de esperar el veterinario. Recordando el tiempo que pasamos tomando el sol, cómo te refugiaste conmigo, cómo te quedaste dormido y cómo de vacía me sentí; cómo me duele tu ausencia. No me he parado a hablar con una amiga que he visto en la distancia, el chico que vende espárragos y ajos me ha dicho que me lleve algunos y, entre ese tiempo y mi llegada al reloj/termómetro, se han cumplido cuatro años. El reloj me decía que eran las 10.34. Hace cuatro años, lo miré a las 10.33. Hace cuatro años era la hora que marcaba la diferencia entre este y el otro lado, ese en el que ahora estás y que sólo cruzaste una vez, precisamente para hacerme saber que estabas justo al lado. Te echo de menos, Minus.
    Hace ahora cuatro años todavía estábamos intentando asimilarlo, hablando con el veterinario. Luego salimos a pasear con Mani y con Princesse, una especie de terapia colectiva en el que tratábamos de sentirte. Caracoles tomando el sol en un trozo enorme de metal que alguien había tirado al campo. Mani y Princesse jugueteando por el campo. Portos todavía no estaba. Princesse ahora está contigo, con vosotros. Y yo sé que la vida es así y tengo que seguir con ella. Y Mirra, tu inseparable Mirra, me recuerda que me necesitan porque me ha dado un susto terrible hoy cuando he llegado a casa y no la encontraba. Ha salido de su escondite y he roto a llorar, abrazándola, porque a veces no les presto atención a quienes están aquí, destrozada por el dolor que me produce vuestra ausencia. Y sé que el dolor no se va nunca, y es bueno que así sea, porque es parte del dolor. También sé que love trumps death. Te quiero, Minus. Mi Minus es más. Te echo de menos, mi gatito noble de lágrimas negras.. Hasta el reencuentro. Aquí tengo a Mirra, consolándome, y Mishkin se acaba de subir a la mesa, mientras Minca dormita junto a una caja de cartón. A Michi, Portos y Mani me los he dejado tomando el sol, y los Chuli y Trisqui andan atusándose las plumas. Te prometo que les voy a prestar más atención, pero déjate ver, sinvergonzón, mi Minus es más.

    ResponderEliminar